Animales exóticos

 

Actualmente, el grupo de los animales exóticos es uno de más sufridos a causa de la deforestación, los cazadores, animales no tradicionales tenidos como mascotas, desnutrición, maltrato, etc.

En muchos casos las personas deciden adoptar estos animales, no domésticos, cambiando su hábitat natural. Estos animales no se reproducen en cautiverio, por lo tanto no existen criaderos como en los animales domésticos y, en la mayoría de los casos, son traídos directamente de la selva, separándolos de forma repentina y abrupta de sus pares. Éstos son llevados a diferentes lugares: casas de familia, zoológicos, circos, etc y, al no ser animales domésticos, no se comportan como tales y no se adaptan a su nueva vida. Como consecuencia, comienzan a presentar diferentes enfermedades y trastornos de conducta por lo que muchos son abandonados o donados a diferentes reservas, con variados tipos de problemas.

La medicina homeopática tiene muy buenos resultados en ellos, tratando todo tipo de patologías. Es muy fácil administrarles los medicamentos (en agua de bebida, alimento, etc.) y no presenta efectos adversos.

He tratado varios casos en animales de una reserva en Bolivia, donde rescatan animales exóticos, maltratados, enfermos, entre otros. Éstos sufrían variados problemas de piel, parasitosis, gastritis, mortandad y eran tratados con medicamentos tradicionales, sin obtener los resultados esperados. Por ello, buscaron otra forma de curar.

Según los diferentes síntomas (mentales, particulares y generales) se repertorizó y se trató. Los resultados obtenidos fueron sorprendentes.